Birding in Extremadura

Birding in Extremadura es un portal de la Consejería de Fomento, Vivienda, Ordenación del Territorio y Turismo del Gobierno de Extremadura, dedicado a la promoción del turismo ornitológico en esta región. En sus diferentes secciones se puede encontrar toda la información necesaria sobre las distintas especies de aves , sus hábitats , la oferta de rutas e itinerarios por los lugares de mayor interés para la observación de aves y las épocas recomendadas, los servicios turísticos y, en definitiva, todo lo necesario para poder planificar nuestro viaje ornitológico y sacar el mayor partido a nuestra estancia en Extremadura.

Extremadura y las aves

La Comunidad Autónoma de Extremadura es considerada una de las regiones europeas con mayor importancia para las aves y por ello se encuentra entre los destinos más deseados por los aficionados a la ornitología y amantes de la naturaleza de todo el mundo, atraídos por la posibilidad de observar aves en hábitats naturales de gran belleza y disfrutar además del interesante patrimonio cultural e histórico extremeño.

Se trata sin duda de un verdadero paraíso ornitológico, propiciado en gran medida por el excelente estado de conservación de sus hábitats naturales, en los que la vegetación mediterránea encuentra aquí uno de sus mejores exponentes. La dehesa, el paisaje más representativo de la región, desempeña un papel crucial en la elevada diversidad que alcanzan las aves, estando muchas especies estrechamente asociadas a este valioso hábitat. Pero además, en este territorio se dan cita una gran variedad de hábitats que configuran un complejo mosaico.

Como reconocimiento a su importancia ornitológica, el 74,1% de su extenso territorio ha sido incluido dentro del inventario de Áreas Importantes para las Aves de España (SEO/BirdLife, 1995), tratándose de una situación excepcional tanto a nivel nacional como en el ámbito europeo.

En Extremadura se han citado hasta 337 especies de aves que pueden observarse a lo largo del ciclo anual (SEO/BirdLife, 2008). De todas ellas, 194 se consideran reproductoras, incluyendo a aquellas que permanecen todo el año en la región (sedentarias) y las que nidificantes pero migran a otras latitudes para pasar el invierno (estivales). Las aves invernantes son el segundo grupo en importancia, con 189 especies, ya que las moderadas temperaturas invernales y la elevada disponibilidad de alimento hacen posible que la región acoja a poblaciones de aves más norteñas o permite que algunas especies reproductoras permanezcan aquí durante los meses más fríos. Además, por su privilegiada situación latitudinal, las rutas migratorias de muchas especies atraviesan la región, encontrando alimento y descanso durante sus desplazamientos hacia sus áreas de invernada o de reproducción.

Merece destacar la importancia de Extremadura en la conservación de algunas de las especies de aves más amenazadas de Europa y de los hábitats donde viven, encontrando aquí refugio gran parte de sus efectivos. Es el caso de especies tan emblemáticas como águila imperial ibérica (43 parejas), cigüeña negra (173 pp), buitre negro (880 pp), águila perdicera (93 pp), alimoche (155 pp), cernícalo primilla (3750 pp), aguilucho cenizo (700 pp) o avutarda ( 6.500 individuos).

Para asegurar la conservación de las especies más amenazadas y de sus valiosos hábitats, la Junta de Extremadura ha designado 69 Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) en aplicación de la Directiva Europea para la Conservación de las Aves Silvestres (79/409/CEE). Esta red de ZEPA, una de las más extensas de la península ibérica, representa en la actualidad el 26,15% del territorio de la región, con más de 1.089.936 ha.