1. Birding
  2. Extremadura y las Aves
  3. Embalse de Arrocampo

Embalse de Arrocampo

Viajeros 

Embalse de Arrocampo

Localización y accesos

El embalse de Arrocampo se sitúa en el noreste de la provincia de Cáceres, en el limite oeste de la comarca de Campo Arañuelo y muy cerca de Monfragüe. En la actualidad, 687 has del embalse y de su perímetro de orillas se encuentran protegidas dentro de la Red Natura 2000 con la categoría de ZEPA. Asimismo, se ha creado un Parque Ornitológico en Saucedilla con el objeto de facilitar las visitas.

Arrocampo es un embalse de características singulares, tanto, que le convierten en un enclave único dentro de Extremadura, con una avifauna peculiar y difícil de observar en gran parte del interior peninsular. El embalse tiene como función refrigerar la central nuclear de Almaraz, por este motivo el nivel del agua es constante, gracias a los continuos bombeos desde el río Tajo, no estando sometido a las fluctuaciones típicas de otros pantanos. Por ello, gran parte de la orilla está ocupada por masas de vegetación palustre. Además, una temperatura del agua más alta de lo normal y un entorno llano dedicado al cultivo de secano y regadío, favorecen la diversidad de aves.

El embalse es fácilmente accesible, al hallarse próximo a dos autovías. Por el norte, desde la autovía EX-A1 entre Navalmoral de la Mata y Plasencia, se toma el desvío hacia Casatejada y se continúa hasta Saucedilla, donde en su salida sur se localiza la Oficina de Información del Parque Ornitológico. Si se accede por el sur, desde la autovía A-5 entre Navalmoral de la Mata y Trujillo, hay dos opciones, bien tomar la salida 190 dirección Saucedilla, bien a través de Almaraz, que cuenta con tres salidas desde la A-5 entre los kilómetros 193 y 200. La carretera entre Almaraz y Saucedilla cruza una de las colas del embalse mediante un puente de poca altura.

 

Descripción de la ruta

El plan de visita propuesto coincide con las dos rutas ofrecidas por el Parque Ornitológico de Saucedilla. La ruta nº 1 es un recorrido de unos 4 km por caminos de tierra, con paradas en cuatro observatorios. Puede completarse a pie o en vehículo, si el estado de la vía lo permite. La ruta nº 2 es un breve desplazamiento en vehículo entre Saucedilla y una balsa de riego próxima. El inicio de ambas rutas se sitúa en la Oficina de Información, en el extremo sur del pueblo de Saucedilla y adyacente a un canal y al campo de fútbol. Dentro de la oficina hay un panel descriptivo de la rutas, fáciles de seguir, al encontrarse adecuadamente balizadas y señalizadas. En total hay cinco observatorios, relativamente pequeños y que, salvo que alguien los esté utilizando, están cerrados con llave. Las llaves se prestan en la propia Oficina de Información, que tiene fechas y horas de atención un tanto irregulares y que a veces no se ajustan a los mejores momentos para ver aves (por ejemplo, el amanecer). En caso de encontrar los observatorios cerrados, la alternativa es utilizar como mirador las rampas de subida. Aunque en el texto se indican determinadas especies en cada punto de parada, en realidad es posible, con tiempo y suerte, ver estas aves en todo el recorrido.

La ruta nº 1 nace en la citada oficina y a sólo 200 m se sitúa el observatorio nº 1, dotado de una amplia perspectiva y con posibilidad de avistar aves palustres como calamón, rascón, avetorillo, buscarla unicolor y garcilla cangrejera. Continuando al suroeste se alcanza el observatorio nº 2, tal vez el más interesante, con presencia en invierno del difícil avetoro y de pechiazul y en primavera de garza imperial, bigotudo y pájaro moscón. De nuevo hacia el suroeste, se halla el observatorio nº 3, con una amplia visión de la lámina de agua del embalse y del muro interior, lugar de nidificación de cigüeñas blancas y de descanso para cormoranes y garzas. Es también un buen lugar para divisar anátidas, fochas, garceta grande y somormujos. Volviendo en sentido este, se llega al observatorio nº 4, situado junto al puente de la carretera. Aunque las ventanas principales miran a una masa de espadañas poblada por aves palustres habituales, tiene mayor interés la vista hacia el este, hacia una cola del embalse muy querenciosa para aguilucho lagunero y todas las especies de garza. Además se pueden hacer observaciones desde el puente de la carretera, dotado de una amplia zona de aparcamiento improvisado y donde también se puede caminar. A ambos lados del puente aparece la lámina de agua, siendo un buen lugar para observar aves en vuelo, como garzas (también avetoro), pagaza piconegra y águila pescadora. La vuelta al punto inicial se efectúa a pie por un camino paralelo a la carretera. El recorrido permite variantes, como hacer el recorrido a la inversa, limitarse sólo a algunos observatorios, o hacer paradas discrecionales a lo largo de la orillas.

La ruta nº 2 se inicia en la Oficina de Información, atravesando Saucedilla en sentido norte y girando en la última calle del pueblo a la izquierda. Se continúa por una pista de asfalto y tierra que discurre durante 3’8 km por cultivos, pastos y dehesas. En este tramo es posible ver elanio común y críalo, entre otras. Al final de la pista hay una gran torre de hormigón (para elevación del agua de riego),donde se gira a la izquierda, quedando a la derecha la balsa de Cerro Alto, dotada de observatorio, el nº 5. Dentro de la balsa aparecen restos de encinas secas inundadas que en su día acogieron una colonia de garza real y que ahora sirven de posadero a cormorán grande y, ocasionalmente, garceta grande y águila pescadora. La ruta nº 2 finaliza en este punto, no obstante, unos 2’5 km al sur se halla la balsa de Dehesa Nueva, y varios kilómetros después se cruza otra cola del embalse de Arrocampo. Esta ampliación abre nuevas posibilidades para más aves acuáticas; abejarucos en época de cría; ánsares, chorlito dorado y alcaraván en invierno; y diversas rapaces en todas las estaciones. Por último, recordar que los pueblos de la zona (Saucedilla, Casatejada, Almaraz) albergan en sus iglesias colonias de cernícalo primilla, aves que campean por toda la ruta.

 

Valores ornitológicos

El embalse de Arrocampo es el mejor lugar para ver aves palustres en Extremadura. Aquí se localizan las mejores poblaciones regionales, y en ocasiones las únicas, para diversas especies, caso de calamón, garza imperial, garcilla cangrejera, buscarla unicolor y bigotudo. La observación de aguilucho lagunero está casi asegurada, siendo posible ver aguilucho pálido en invierno. Durante los pasos migratorios, la riqueza en especies aumenta con la aparición de pechiazul (presente en invierno), carricerín común, espátula, garceta grande y polluelas bastarda, chica y pintoja. En general, entre las aves acuáticas, las garzas son las mejor representadas, con posibilidad de ver todas las especies ibéricas; el grupo de los rálidos es numeroso (calamón, polluelas, rascón, gallineta, focha); lo mismo que patos (sobre todo ánades friso y azulón), cormoranes, cigüeñas, zampullines y somormujos. Asimismo, para observar paseriformes palustres, Arrocampo es sin duda la mejor opción en Extremadura.

 

Fenología de la ruta

Arrocampo puede ser visitado durante todo el año, aunque durante los meses de julio y agosto las altas temperaturas pueden ser incómodas en las horas centrales del día. En esas fechas es recomendable realizar las visitas al amanecer y el atardecer. Durante la primavera el mayor aliciente está en la observación de garzas reproductoras (avetorillo, garzas imperial y real, garcilla cangrejera, martinete, intentos reciente de cría de espátula) y aves palustres (buscarla unicolor, carriceros, bigotudo, calamón, pájaro moscón). En invierno, la suerte puede deparar la observación de avetoro y águila pescadora, siendo numerosos los aguiluchos laguneros y los cormoranes grandes. Las condiciones singulares de temperatura del agua permiten la presencia ocasional en invierno de aves típicamente estivales, como varias especies de golondrinas, garcilla cangrejera y avetorillo. En fechas de paso (de agosto a octubre y marzo y abril), una mezcla de las especies anteriores, más la aparición de numerosas aves en paso, incrementan la riqueza ornitológica de Arrocampo.

 

Otros valores ambientales y culturales

Entre Arrocampo y Monfragüe existe una amplia extensión de dehesas. Para disfrutarlas es mejor circular por pequeñas carreteras, como la que une Serrejón La Bazagona o las que conducen a Toril. En este municipio se localiza el alcornoque centenario El Abuelo y en Navalmoral de la Mata la enorme encina La Marquesa. También próximo está el corredor ecológico de los pinares del Tiétar, con los únicos pinares autóctonos extremeños. Se encuentran a orillas del Tiétar en los municipios de Talayuela, Casatejada, Majadas y Toril. Algunos de estos pinares acogen magníficas colonias de cigüeña blanca, garza real y milano negro.

Los pueblos del entorno ofrecen pequeños retazos de arquitectura popular y monumental, como las iglesias parroquiales de Saucedilla, Casatejada y Almaraz y el sugerente castillo medieval de Belvís de Monroy, datado en los siglos XIII y XIV. Restos de otro castillo, también pueden verse en Almaraz. Gastronómicamente destacan quesos, embutidos, migas extremeñas y platos de caza mayor. Festividades señaladas son la romería de Rocamador en Almaraz y Los Carnavales de Navalmoral de la Mata.