1. Birding
  2. Extremadura y las Aves
  3. Embalses y Charcas

Embalses y Charcas

Prensa 

Embalses y Charcas

Período recomendado: PRIMAVERA E INVIERNO

Los dos ríos principales, Tajo y Guadiana, se encuentran embalsados prácticamente en su totalidad a su paso por Extremadura, estando dedicados a la producción eléctrica y al abastecimiento de agua para la población y los cultivos de regadío. La escasez de agua en los meses estivales, que en ocasiones puede llegar a ser prolongada, ha hecho necesaria la construcción de numerosos embalses y charcas. De hecho, Extremadura es la región de la Península Ibérica con más longitud de costa interior, aproximándose a los 2.000 km. Estas zonas húmedas artificiales son utilizadas intensamente por las aves, constituyendo en ellas grandes concentraciones.

En las islas de los embalses es posible encontrar colonias de reproducción de charrancito, pagaza piconegra, canastera, cigüeñuela, chorlitejo chico y ocasionalmente charrán común. El cormorán grande ha comenzado a nidificar también en los últimos años en algunos embalses (La Serena).

En las charcas poco profundas y con vegetación flotante nidifican zampullín chico, somormujo lavanco, focha común y en ocasiones fumarel cariblanco y avefría. Entre las anátidas nidificantes, cabe destacar al ánade friso y pato cuchara, y puntualmente también pato colorado y porrón común.

El valor ornitológico de estas zonas húmedas es mucho mayor en invierno, siendo Extremadura una de las regiones ibéricas con mayor importancia para la invernada de especies acuáticas, superando cada año las 250.000 aves invernantes. Destacan en este período las poblaciones de ánade real, ánade rabudo, ánade silbón, ánade friso, pato cuchara, porrón común, porrón moñudo, cerceta común y pato colorado. La invernada de somormujo lavanco, zampullín chico y zampullín cuellinegro, llegar a ser de cierta importancia en algunos lugares.

En invierno numerosos embalses son utilizados como dormideros comunales por grulla común, gaviotas y cormorán grande. El águila pescadora puede verse en los embalses con regularidad durante sus migraciones y la cigüeña negra se concentra en grandes bandos (superando incluso los 100 individuos) en colas de embalses y charcas en sus migraciones postnupciales.

En los muros de las presas suele ser frecuente observar avión roquero y paloma bravía y en ocasiones también roquero solitario, collalba negra o escribano montesino.

Un gran número de embalses están incluidos dentro de la red de ZEPA de Extremadura, destacando por su importancia “Embalse de Orellana y Sierra de Pela”, “Llanos de Zorita y Embalse de Sierra Brava”, “Embalse de Los Canchales”, “Embalse de Montijo”, “Embalse de La Serena”, “Embalse de Arrocampo”, “Embalse de Brozas”, “Embalse de Borbollón”, “Embalse de Alcántara”, “Embalse de Talaván”, “Embalse de Valdecañas”, “Embalse de Valuengo”, “Embalse de Gabriel y Galán” y“Embalse de Vegas Altas”. Las charcas y lagunas más destacables son: “Llanos y complejo lagunar La Albuera”, “Complejo lagunar Egido Nuevo” y “Charca de la dehesa Boyal de Navalmoral”.