1. Birding
  2. Extremadura y las Aves
  3. Sierra de Gata

Sierra de Gata

Viajeros 

para la Sierra de Gata

Localización y accesos

Sierra de Gata, en las vegas del río Alagón y en el valle del río Árrago, en la vertiente sur de la Sierra de Gata. Podemos iniciar la ruta en la localidad de Moraleja (Cáceres), en la carretera EX-108, Coria-Moraleja, donde tomaremos la carretera que se dirige a la localidad de La Moheda y el embalse de Borbollón. También, desde la carretera EX-205, para desviarnos hacia Moraleja o para remontar el valle del Árrago.

 

Descripción de la ruta

La ruta tiene una longitud total aproximada de 106 Km., ida y vuelta, en un recorrido mixto de asfalto y pistas forestales, desde la población de Moraleja hasta el fin del itinerario sugerido. Está pensada para realizarla en coche y en una sola jornada, haciendo paradas en los puntos de observación más interesantes. El itinerario recorre, por una parte, las vegas, pastizales y cultivos de regadío del río Alagón, donde destaca la población invernante de grulla común. Posteriormente, remonta el río Árrago entre umbrosos sotos de fresnos y alisos, para adentrarse entre montañas como las de Bolla y la Gomara, que superan los 1.100 metros de altitud y donde destaca una nutrida población reproductora de buitre negro, con más de medio centenar de parejas reproductoras. La ruta hace cumbre en los Puertos Nuevo y Viejo, ya en el límite provincial con Salamanca, y en la sierra de los Ángeles, dominio de los pinos, carquexas, brezos y piornos. A medio camino, entre la sierra y el llano, los encinares adehesados y los robledales de melojo suavizan los contrastes de las cumbres y llanuras. El embalse de Borbollón constituye un lugar de parada obligatoria para multitud de aves acuáticas invernantes, como anátidas, ánsares, cormoranes, gaviotas y grullas, que utilizan un islote –el de Parra Chica o de Borbollón- como dormidero regular durante la invernada, además de lugar de reproducción de cigüeñas blancasgarcillas bueyeras y garzas reales durante el periodo estival. Iniciamos el recorrido en la localidad de Moraleja. En la EX-108 tomamos la carretera que nos lleva al pueblo de colonización de la Moheda y el embalse de Borbollón. Nos desviamos a nuestra izquierda en el punto (X:0703715, Y: 4442234) siguiendo la señalización hacia el embalse de la rivera de Gata. A nuestro paso encontraremos mosaicos de maizales, pastos, prados y dehesas donde observaremos sin dificultad a las grullas alimentándose en sus comederos o alelanio común. El paisaje está dominado por los tradicionales secaderos de tabaco y al norte, en la lejanía, se observan las cumbres de la sierra de Gata. Regresamos a la carretera y giramos a la izquierda para dirigirnos al embalse de Borbollón, declarado Zona de Especial Protección para las Aves. Llegados al camping, tomaremos la carretera a Hoyos y Villasbuenas de Gata, para desviarnos a nuestra derecha en el punto (X:0705617, Y: 4445362). De aquí parte un camino que recorre perimetralmente el embalse de Borbollón, donde sugerimos dejar el coche y caminar por la orilla al atardecer, después de haber hecho todo el recorrido propuesto. Es un buen sitio para observar el paso de las grullas, desde sus comederos hacia el islote que utilizan como dormidero. Desde uno de los extremos más cercanos a la isla es posible observar a las aves posadas en las orillas, además de cormoranes, que utilizan los eucaliptos como dormidero. Continuamos hacia la EX-205, y giramos a la derecha con sentido hacia la localidad de Hervás, para volver a girar a nuestra izquierda en el cruce a Cadalso y Descargamaría. Remontamos el valle del río Árrago, sombreado por un fresco soto y donde podemos observar el vuelo nervioso del mirlo acuático. Llegados al bonito pueblo de Robledillo de Gata, declarado Conjunto Histórico Artístico, tomamos la estrecha carretera que nos conduce al Puerto Viejo. En el punto (X:0715446, Y: 4446783) se encuentra el “Mirador de la Lagartera”, desde donde tenemos una buena vista del apretado valle del Árrago y donde parte una calzada romana, pequeña senda que remonta la garganta hacia los nacientes de este río. Sus laderas son densas, cuajadas de pino negral, encinas achaparradas, robles y enormes brezos arbóreos, un lugar ideal para observar pequeñas aves de matorral: currucas, acentores, petirrojos

Llegados a la carretera, giramos a nuestra izquierda con dirección a Descargamaría. La carretera se retuerce dando vista a abruptos valles y barrancas de pizarra, entre cuyas lajas crecen enebros y encinas achaparradas. La presencia de buitres negros se hace ahora más frecuente y su actividad se concentra en las umbrías del Gomara. Desde la carretera existe un buen lugar de observación de la sierra en el punto (X:0712815, Y: 4464117).

Llegados a Descargamaría, tomamos de nuevo la carretera a Robledillo de Gata, para desviarnos a nuestra derecha en el punto (X:0713912, Y: 4464947). Nuestra ruta asciende en pronunciada pendiente hacia la cumbre y el mirador del Chorrito, desde el que podemos observar el impresionante salto de agua conocido como "Chorro de los Ángeles". La proximidad a un muladar (reabierto recientemente y que forma parte de la red de muladares autorizados por la administración extremeña), hace de este lugar un enclave ideal para observar la incesante actividad de grandes aves carroñeras, especialmente de buitres leonados, que duermen por decenas en las pizarras de gargantas y riscos de la "Sierra de los Ángeles".


Valores ornitológicos

Dada la diversidad de hábitats, son muchos y variados los valores ornitológicos de este recorrido. Destacan las poblaciones invernantes de grulla común, con una población estimada en torno a las 4.000 aves. Durante el invierno, es frecuente la presencia del elanio común en regadíos y en las vegas de los ríos. La isla de Borbollón es durante el periodo estival el lugar de nidificación, entre otras especies, de la garcilla bueyera (240 parejas reproductoras) y la garza real, que cuenta aquí con la mayor colonia reproductora de Extremadura, con 160 nidos. El buitre negro supera el medio centenar de parejas reproductoras en esta comarca. Junto a los núcleos norteños de Hurdes y Granadilla, constituyen una unidad que alcanza las 100 parejas reproductoras. Es posible observar a otras especies estivales como la cigüeña negra, aunque estos hábitats son para ella poco favorables. En algunos pinares de montaña se puede observar el carbonero garrapinos y en los matorrales de brezos y carquexas, especies reproductoras típicas de estos hábitats de montaña, como la collalba gris, el escribano hortelano y la bisbita campestre, además de las especies características del matorral, como acentores y currucas. En las masas forestales de pinares y bosques caducifolios encontramos al aguililla calzada, gavilán y al azor, entre las rapaces diurnas y al cárabo y al búho chico, entre las nocturnas.

 

Fenología de la ruta

Puede realizarse en cualquier época del año. Durante el invierno disfrutaremos del espectáculo de las aves invernantes, principalmente de las grullas, ligadas a los regadíos, las dehesas y las masas de agua. Durante la primavera, retornan las aves estivales, como la Cigüeña negra, el Alimoche, el Aguililla calzada o la Culebrera europea. La primavera es también el periodo reproductor, por tanto no debemos salirnos de la ruta establecida. Así evitaremos molestias a las aves durante este periodo sensible. A pesar de tratarse de una zona montañosa en parte de su recorrido, el verano es muy caluroso, así que evitaremos las horas centrales del día que, por otra parte, son las menos favorables para observar aves.

 

Otros valores ambientales y culturales

En la comarca encontramos varios espacios de la Red Natura 2000, tales como los LIC de las riveras de Gata y Acebo, río Erjas, ríos Árrago y Tralgas, la laguna temporal de Valdehornos y varios refugios de murciélagos. Destaca también el Cedro de Gata, declarado Árbol Singular. Existen atractivos parajes naturales como el Mirador de “El Chorrito” (Torrecilla de los Ángeles) y en los valles que descienden desde las cumbres serragatinas, principalmente en las riberas de Eljas, Acebo, Gata y Árrago, numerosas gargantas, bosques galería y piscinas naturales de gran belleza natural y paisajística. Existen numerosos pueblos serranos de gran belleza donde destacan los Conjuntos Histórico-Artísticos de Robledillo de Gata, Hoyos, Trevejo, San Martín de Trevejo y Gata. Durante tiempos pasados, esta comarca rivalizó con la vecina Portugal y los árabes, como queda reflejado en fortalezas y atalayas defensivas como La Almenara de Gata y castillos como los de Trevejo y Santibáñez el Alto. La artesanía de la sierra tiene sus mejores ejemplos en los encajes de bolillo y ganchillo de Hoyos y Acebo, los trabajos de orfebrería de Gata y la cestería de San Martín de Trevejo. Como parte del rico acervo cultural de la comarca hay que mencionar “a fala”, un dialecto galaico portugués, singular de la zona, que alcanza su máximo exponente y variantes dialectales en las localidades de Valverde del Fresno (donde se habla el “Valverdeiru”), San Martín de Trevejo (“Manhegu”) y Eljas (“Lagarteiru”). Los olivares confieren parte del carácter y la identidad de estas sierras y montes. Tanto es así que esta comarca natural comarca cuenta con la denominación de origen Aceite “Gata-Hurdes”, de una calidad excelente reconocida.