1. Birding
  2. Extremadura y las Aves
  3. Embalse de Los Canchales

Embalse de Los Canchales

Viajeros 

Embalse de Los Canchales

Localización y accesos

El embalse de Los Canchales se localiza en la provincia de Badajoz, al noroeste de las localidades de La Garrovilla y Esparragalejo y fue construido sobre la Rivera de Lácara, un curso fluvial que nace en la Sierra de San Pedro y desemboca en la margen izquierda del Guadiana. Puede accederse desde la carretera EX-305 entre Montijo y la Nava de Santiago, disponiendo de dos entradas entre los puntos kilométricos 8 y 13 que conducen hacia la zona oeste del embalse. También es posible llegar hasta las colas del embalse tomando una pista que parte desde las afueras de Esparragalejo.

Se recomienda el acceso desde la EX-209 a su paso por la localidad de La Garrovilla, donde se encuentra señalizada la pista asfaltada que conduce directamente al muro de la presa, el punto de partida ideal para una excursión ornitológica.

 

Descripción de la ruta

La ruta comienza en La Garrovilla y después de recorrer aproximadamente 7,5 km por una pista asfaltada se llega al muro del embalse de Los Canchales. Este primer tramo es de gran interés ya que atraviesa terrenos dedicados al cultivo de secano de cereal, girasol y olivar. En el entorno de la presa existen varios paneles informativos sobre las normas de vista y los itinerarios a seguir.

El resto de la ruta discurre a lo largo de una pista perimetral de tierra de más de 23 km de longitud construida sobre la cota de máxima inundación del embalse y que permite recorrerlo íntegramente.

Unos 80 m antes de llegar a la presa tomaremos la pista que sale a la derecha, justo antes de la zona de aparcamientos y del Centro de Interpretación de Confederación Hidrográfica del Guadiana, y que desciende directamente hasta la orilla del agua. La primera parada la realizaremos transcurridos 800 m, al llegar a un dique artificial que se adentra en el embalse y que dispone de un observatorio en su extremo. Unos 4 km más adelante llegamos a la cola del embalse, una zona de aguas someras y donde aún se aprecian los sinuosos brazos de la Rivera de Lácara. Cuando el nivel del agua está muy bajo se puede tomar un camino alternativo que reduce el recorrido notablemente. La ruta continúa por la margen derecha del embalse, pasando por dos de los ancones más frecuentados por las aves y situados frente a un grupo de islas artificiales. Posteriormente la pista se aleja del embalse y nos lleva momentáneamente hasta la carretera EX-305 (Montijo-La Nava de Santiago) y deberemos recorrer unos 1.770 m en dirección a Montijo hasta encontrar una pista a la izquierda que nos conduce de nuevo al embalse. Siguiendo la pista llegamos hasta una pequeña presa construida en uno de los ancones del embalse y 600 m después encontraremos un dique para observar las aves y un sendero que puede recorrerse a pie por la orilla, que nos adentra en de una densa ladera de matorrales y arbustos. En los 3 últimos kilómetros la pista asciende por un pequeño cerro para llegar posteriormente al muro de la presa, donde finaliza el recorrido.

 

Valores ornitológicos

El Embalse de Los Canchales está declarado como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) y tiene además la consideración de “Humedal de Importancia Internacional”. Presenta unas condiciones muy favorables para el establecimiento de numerosas especies de aves, ya que dispone de amplias superficies con aguas poco profundas, mantiene diversos tipos de vegetación asociados al agua (junquerales, praderas, carrizales y formaciones de tamujos, fresnos y sauces) y se encuentra rodeado de dehesas de encinar y grandes extensiones de cultivos de secano y regadío. Además, Confederación Hidrográfica del Guadiana ha realizado numerosas actuaciones para favorecer la presencia de las aves, como la construcción de islas artificiales, charcas y lagunas, diques, presas de retención de agua, mejoras de hábitat, etc.

Durante el período reproductor destacan las poblaciones de aves coloniales que nidifican en las islas, entre las que se encuentran importantes poblaciones de canastera, pagaza piconegra, charrancito y cigüeñuela. También nidifican otras aves acuáticas como el ánade real, ánade friso, focha común, zampullín chico, somormujo lavanco y gaviota reidora. Hay citas de reproducción de fumarel cariblanco y fumarel común.

 Durante el paso migratorio postnupcial acoge a numerosas especies y grandes concentraciones de aves. Destaca la presencia de los limícolas, siendo posible observar correlimos común, correlimos menudo, correlimos zarapitín, correlimos gordo, chorlitejo grande, archibebe común, archibebe claro, archibebe oscuro, chorlito gris, vuelvepiedras, andarríos bastardo o aguja colipinta. En los meses estivales son espectaculares las concentraciones de cigüeña blanca en sus orillas, superando los 500 ejemplares. Se considera una de las zonas más importantes para la invernada y el paso migratorio de la espátula, que ha llegado a criar también en el embalse.

En invierno destacan las poblaciones de anátidas (ánade real, ánade rabudo, ánade silbón, ánade friso, pato cuchara, porrón común, cerceta común, ánsar común) que superan los 10.000 ejemplares, las concentraciones de gaviota sombría y gaviota reidora, así como la presencia estable de un núcleo de invernada de grulla común con más de 1.500 aves, cuyo dormidero se encuentra en las orillas del embalse.

En los secanos y dehesas de los alrededores del embalse pueden observarse también especies muy interesantes (rapaces, aves estepáricas) y también conviene detenerse en las frecuentes manchas de coscojas, mirtos y acebuches, ya que suelen acoger interesantes paseriformes (Curruca carrasqueña, Curruca mirlona, Zarcero común, Collalba negra o Alzacola).

 

Fenología de la ruta

Cualquier época es recomendable pero debe tenerse en cuenta que la fecha de visita condicionará las especies que vamos a encontrar. A diferencia de otros lugares, los meses estivales son muy interesantes para la observación de aves.

 

Otros valores ambientales y culturales

Desembocadura del Río Aljucén. Siguiendo la EX-209 en dirección Mérida y al pasar la localidad de Esparragalejo encontraremos el curso del Río Aljucén, un lugar muy recomendable para la observación de aves (Garcilla cangrejera, Calamón común y Garza imperial). Dispone de un observatorio.

Dolmen de Lácara. Al norte del Embalse de Los Canchales se encuentra este interesante sepulcro colectivo de grandes dimensiones y excelente estado de conservación, que data del período Calcolítico. Se accede siguiendo la carretera EX-214 desde La Nava de Santiago a Aljucén.